Archivo de la etiqueta: perder peso

Perder peso después de vacaciones

Para perder peso después de vacaciones, básicamente, lo que necesitamos es llevar a cabo dos cosas: hacer más ejercicio y comer más saludable.Lejos ya las vacaciones y superado el síndrome post-vacacional después de las primeras semanas de trabajo, nos damos cuenta de que se han quedado con nosotros (muy a nuestro pesar), esos kilitos de más fruto de los excesos cometidos durante el verano. Pues eso, ahora toca ponerse a perder peso después de vacaciones para intentar recuperar el tipito que hemos destrozado con tanta tapita, cañita y sangría en el ciringuito.

Pronto nos vamos a dar cuenta de que no es suficiente (especialmente para los que ya superamos los 40…) con la vuelta a la rutina y alejarnos de los abusos veraniegos para deshacernos del michelín que, pasadas varias semanas, sigue ahí, inmutable, tal como quedó en agosto…

Hace falta un plan de ataque para perder peso después de vacaciones partiendo de la base que no existen dietas milagrosas que proporcionen resultados espectaculares en tiempos récord. ¡Ah!, hace falta un plan, pero no es suficiente sólo con tenerlo, hay que ejecutarlo. No vale sólo con decir que vamos a salir a correr, que nos vamos a apuntar al gimnasio o que vamos a comer más sano, hay que ponerse manos a la obra.

Algunos consejos para perder peso después de vacaciones:

  • Correr más distancia en cada salida y realizar al menos un rodaje largo cada semana. Acumularemos más km. para conseguir un balance calórico a nuestro favor y además con los rodajes largos se aumenta el metabolismo post entrenamiento y nuestro cuerpo seguirá quemando calorías durante más tiempo después del ejercicio.
  • Aumentar el ritmo. Entrenar el mismo tiempo a un ritmo más fuerte supone un mayor gasto calórico. Además, si tenemos problemas de tiempo para entrenar y no podemos incrementar distancia, es una buena solución.
  • Aumentar la intensidad de los entrenamiento introduciendo series nos hará seguir quemando más grasas durante más tiempo después de hacer ejercicio.
  • Correr dos veces al día es una forma más fácil de acumular más km si la disponibilidad de tiempo no es un problema. Es más fácil correr 7 km por la mañana y 7 por la tarde que 14 en una sola sesión. Además, evitaremos sobrecargarnos y tendremos dos periodos post entrenamiento quemando calorías.
  • Cuidar la hidratación bebiendo al menos 1,5 l de agua al día y reducir el consumo de alcohol y bebidas carbonatadas. Así eliminaremos más toxinas y reduciremos la ingesta de calorías innecesarias.
  • Perder peso no es desnutrirse. No hay que pasar hambre ni eliminar grupos de alimentos, todos son necesarios (hidratos de carbono, proteínas, grasas, agua, fibra, vitaminas y minerales en proporciones equilibradas). Realizar 5 comidas al día (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena), si salimos de casa con el estómago vacío o no comemos a menudo, acabaremos picando alimentos poco aconsejables…
  • Eliminar alimentos como helados, snacks, galletas, bollería industrial y comida rápida y sustituirlos por frutas, verduras, legumbres, arroz integral, frutos secos… que a veces se olvidan en vacaciones.
  • Evitar las digestiones pesadas por las noches con cenas ligeras. Tomar sopas frías, gazpachos, ensaladas, vegetales crudos y frutas como sandía, melón, albaricoque, melocotón, ciruelas, peras, etc. Son alimentos que aportan agua, vitaminas y minerales pero que son bajos en calorías y ricos en hidratos de carbono de índice glucémico medio-bajo. Alerta con las ensaladas, no vale hacer trampa añadiendo ingredientes que aportan muchas calorías como foie, queso, pan tostado, salmón, etc.  que pueden llegar a aportar más de 500 calorías de más en cada plato (…no todo se puede considerar una ensalada ligera…).

Básicamente, lo que necesitamos es llevar a cabo dos cosas: hacer más ejercicio y comer más saludable.

Haciendo números rápidos, adelgazar un kg supone quemar, aproximadamente, unas 7.600 kcal. más de las ingeridas. Si en un km podemos quemar unas 60 kcal y una cerveza de 5% vol. de alcohol contiene alrededor de 150 kcal por botella de 33 cl, entonces:

  • 4 km x 60 kcal x 10 días = 2.400 kcal.
  • 1 cerveza x 150 kcal x 10 días = 1.500 kcal.
  • 2.400 kcal + 1.500 kcal = 3.900 kcal
  • 3.900 kcal / 7.600 kcal cada kg = 0,51 kg

En conclusión, si incrementamos 4 km la distancia que corremos y dejamos de bebernos una cerveza cada día, cada 10 días perderemos medio kg. de peso o lo que es lo mismo, 1,5 kg. cada mesLa teoría es fácil, ¿no?

¡Ánimo!

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail

Báscula inteligente Garmin Index

Báscula inteligente Garmin Index blanca. Correr y Gadgets.Una báscula inteligente no es un gadget especifico para runners ni tampoco el más deseado, aunque después de las fiestas navideñas puede tener cierto sentido plantearse si la necesitamos. No hay cuerpo humano que haya aguantado la maratón de comidas y cenas familiares sin acumular algún kg de más. En Cataluña tenemos que añadir el extra de los canelones del día de Sant Esteve, habitualmente elaborados cuidadosamente y con todo el cariño por la suegra que siempre:

  1. Sirve uno más de los que le has pedido y nunca se pueden pedir menos de 3 (…no sea que alguien se vaya a quedar con hambre, pese al copioso pica-pica y la sopa de galets previa…).
  2. No deja que nadie se levante de la mesa hasta que se los haya acabado todos.

Lo que toca hacer es asumir los abusos y excesos realizados, enfrentarse  a la cruda realidad, subirse a la báscula y apechugar con los resultados: la nueva dimensión del michelín que ahora nos acompaña.

Como cada año nuevo, nos volvemos a plantear perder peso, nos proponemos salir a correr o apuntarnos al gimnasio y comer más sano. Llegado este punto, para hacer un buen seguimiento de si conseguimos o no nuestro objetivo de volver a nuestras dimensiones y peso de antaño, una báscula inteligente puede tener su utilidad.

La báscula inteligente Garmin Index es un gadget para todo tipo de usuarios (runners o no) que deseen llevar un estilo de vida saludable y controlar su peso ya que el verano vuelve a estar a la vuelta de la esquina y habrá que volverse a enfundar el bañador o el biquini según corresponda.

La báscula inteligente Garmin Index proporciona toda la información necesaria para hacer un seguimiento detallado de nuestros progresos. Es un gadget perfecto para toda la familia ya que puede reconocer automáticamente hasta 16 usuarios distintos y cargar automáticamente los datos de cada uno en sus cuentas de Garmin Connect.

Mide y sincroniza (dispone de conectividad wi-fi, bluetooth y es compatible con ANT+) las siguientes métricas, que se pueden consultar a través de ordenardor, smartphone o tablet:

Báscula inteligente Garmin Index negra. Correr y Gadgets.

La báscula inteligente Garmin Index se puede comprar en Amazon por 172€ en color blanco o negro.

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail

Adelgazar corriendo, sólo correr no es suficiente

Adelgazar corriendo. De barriga a tableta. Correr y GadgetsSe acerca el verano y hay que preparase para lucir en la playa esos cuerpazos que hemos estado “cultivando” durante todo el invierno. Con la llegada del buen tiempo hemos sacado las primeras prendas primaverales del armario, con menos ropa encima ya hemos dejado a la vista alguna que otra sorpresa como ese michelín que con la ropa de invierno pasaba totalmente desapercibido y que ahora parece que ha tomado vida propia, empieza a rebosar por encima del cinturón y que con esa camiseta que tanto nos gusta llevar ya no se consigue esconder. Llegado a este punto de forma generalizada nos planteamos un objetivo: adelgazar corriendo.

¿Por qué adelgazar corriendo? Pues porqué de entrada no nos planteamos renunciar a esas cañitas o esas tapitas, a esas comidas y cenas en las que la famosa dieta mediterránea brilla por su ausencia. Nos vamos a sacrificar para adelgazar corriendo para no renunciar a nada de eso tan bueno. Parece más fácil adelgazar corriendo que siguiendo una dieta, aunque la mala noticia es que no es suficiente sólo con salir a correr.

El siguiente pensamiento es que hay que dejar de comer, pero dejar de comer tampoco es la solución. Como siempre en el término medio está la virtud y además de salir a correr de forma regular, también tendremos que hacer algunos cambios en nuestros hábitos alimenticios si queremos completar con éxito la “operación bikini”:

  • Consumir menos calorías. Si queremos adelgazar es necesario consumir menos calorías y quemar más energía para que nuestro organismo no almacene el exceso de calorías en forma de grasa corporal.
  • Beber mucha agua. Es aconsejable de 1,5 a 2 litros al día, aunque depende de la complexión y actividad de cada persona. Entre los muchos beneficios de beber agua, destaca que ayuda a eliminar sustancias de deshecho y toxinas del organismo, proporciona sensación de saciedad, reduce el hambre y no tiene grasas, ni calorías, ni carbohidratos, ni azúcar.
  • No beber bebidas con mucho azúcar y calorías como refrescos y zumos envasadosbebidas alcohólicas.
  • No saltarse comidas. Hacer la digestión ayuda a quemar calorías. Es interesante comer frecuentemente, lo que contribuye a mantener un gasto de calorías constante. Es recomendable no estar más de tres horas sin comer, para evitar que nuestro organismo al no proporcionarle comida, queme menos grasa ya que hará más lento nuestro metabolismo.
  • Comer fruta (3 a 5 piezas diarias), mejor evitar plátanos, dátiles, higos y chirimoyas.
  • Consumir alimentos que ayuden a quemar grasa: los alimentos de índice glucémico bajo como las legumbres y la mayoría de verduras frescas inducen al cuerpo a quemar grasas, tanto de la dieta como la que se acumula en el organismo.
  • Priorizar pescado y minimizar carnes rojas. Mejor cocinar al vapor, al horno o a la plancha y evitar fritos y rebozados.
  • Entrenar en ayunas puede favorecer el consumo de grasa como fuente de energía
  • Entrenar en dos sesiones (por ejemplo, es más fácil 6+6 km que 10 km seguidos), esto nos permitirá hacer más distancia y por tanto mas consumo de calorías.
  • Descansar lo suficiente (entre 7 y 8 horas diarias) y hacerlo sin interrupciones.
  • No obsesionarse con el peso, si intentamos adelgazar corriendo y no bajamos de peso puede ser normal, el músculo pesa más que la grasa.

El running es una de las actividades que te puede hacer perder más peso simplemente  por que pocos ejercicios son tan aeróbicos. Adelgazar corriendo no es complicado con un poco de constancia y acompañando al ejercicio con al menos algunas de las pautas anteriores.

Faltan todavía algunas semanas para las vacaciones, hay tiempo de ponerse manos a la obra y ganarle la partida al michelín, ánimo: yes we can!

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail