Tipos de zapatillas de running: entrenamiento, mixtas y competición

Existen diferentes tipos de zapatillas de running (entrenamiento, mixtas y competición) y es importante elegir las adecuadas en función del uso. Correr y gadgets.Existen diferentes tipos de zapatillas de running y es importante elegir las adecuadas en función del uso que se vaya a hacer de ellas. La elección a veces no es fácil, por eso he pensado que sería una buena idea hacer un breve post sobre el tema que pueda servir de ayuda a la hora de tomar la decisión. No he tenido en cuenta aspectos como el peso del corredor, el tipo de pisada, la superfície o la distancia que se va a recorrer, pero creo que poner foco en el uso (entrenamiento, competición o mixtas) puede ser una buena primera aproximación para centrar un poco la elección.

Tipos de zapatillas de running:

  • Las zapatillas de entrenamiento son zapatillas que priman la durabilidad y la amortiguación. Han de soportar muchos kilómetros pero a ritmos más lentos que el ritmo que se llevará el día de la carrera. Pueden durar entre 800 y 1000 km y se utilizan en entrenamientos largos y en carreras en las que el objetivo no sea conseguir la mejor marca personal. Para ritmos medios de más de 5:30 min/km o entre 4:30 – 5:30 min/km. Algunos modelos de ejemplo:
  • Las zapatillas de competición o también llamadas voladoras, son zapatillas muy ligeras, con menos amortiguación y con mucha respuesta para crear el efecto «catapulta» que impulse cada zancada cuando corramos a ritmos muy exigentes (bueno, hay algunos que ya hace tiempo no podemos correr a ritmos exigentes y podemos obviar entre grupo…). Son zapatillas con menor durabilidad que las de entrenamiento (entre 200 y 400 km) y se utilizan sólo para competir en carreras o entrenamientos rápidos con series o cambios de ritmo (fartleks). Para ritmos medios de menos de 4:30 min/km. Algunos modelos de ejemplo:
  • Las zapatillas mixtas cubren el segmento entre las zapatillas de entrenamiento y las zapatillas de competición, por lo que a veces es difícil definir qué zapatillas se clasifican en este grupo. Tienen una amortiguación intermedia y no son muy flexibles pero tampoco son tan rígidas como unas voladoras. Se quedan a medio camino entre unas zapatillas de entrenamiento y unas de competición. Su durabilidad está entre 400 y 800 km y se utilizan en entrenamientos rápidos y carreras. Para ritmos medios entre 4:30 – 5:30 min/km o entre 3:30 – 4:30 min/km. Algunos modelos de ejemplo:

En mi caso, me acostumbro a mover en ritmos entre 4:30 min/km y 6 min/km en entrenamientos y entre 5 min/km y 5:15 min/km en carreras de media maratón (lo que da un tiempo entre 1h 45 min y 1 h 50 min aproximadamente, ya veis que no soy una bala y mi mejor media ya la he corrido hace unos años), por lo que voladoras no tengo ninguna (hace mucho tiempo que no «vuelo» y por tanto no me hacen falta…), de hecho en estos momentos tengo unas Asics Gel Nimbus 15 y unas Asics Gel Nimbus 17 (…a parte de unas Nike que no utilizo y que no recuerdo ni qué modelo son y de las 4 que tengo de trail running, pero que ahora no vienen al caso…). Entre los tipos de zapatillas de running comentados, me planteo incorporar alguna zapatilla mixta para entrenamientos más rápidos y para utilizarlas también el día de la carrera aunque han pasado reyes, mi santo, mi cumpleaños y el día del padre, por lo que voy a tener que buscar una buena excusa para incorporarlas al catálogo, a ver qué se me ocurre jejejeje…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.